viernes, 22 de octubre de 2010

EL TRAYECTO DE LA EDUCACIÓN EN MEXICO

La historia de la educación en México representa una puerta para el estudio de las reformas educativas las cuales representan una intersección entre el saber, el hacer, el poder y el ejercicio educativo que se ha propiciado a lo largo de la historia. Las diferentes reformas educativas que se han llevado en el país, además de visualizar las diversas ideas que se han dado a lo largo de sus prácticas de organización  se encargan también de resaltar los valores e intereses no reconocidos los cuales se movilizan vagamente en las prácticas vigentes de la escolarización. (Popkewitz, 2000:32)
El presente trabajo tiene como principal objetivo esbozar los avances e implementaciones que se llevaron durante diferentes sexenios presidenciales, tomando como punto de partida el período presidencial en el que se formó la Secretaria de Educación Pública con la finalidad de poder entender un poco la actuación del país en este campo así como la de diagnosticar faltantes necesarios para una mejora.
A partir del 25 de septiembre de 1921 con la creación de la Secretaria de Educación Pública (SEP) la educación en México se institucionalizó, vinculando José Vasconcelos a la escuela con la realidad social, fortaleciéndose un proyecto educativo nacionalista el cual recuperaba también las mejores tradiciones de la cultura universal. El principal interés de esta política educativa fue la de ampliar la infraestructura y extensión de la educación además de propiciar una mejor calidad y elevar la especialización, avances que se llevaron a cabo a pesar de la lucha electoral que se suscitó en 1924 por la sucesión presidencial, conflicto que condujo al suceso conocido con el nombre “Rebelión delahuertisa”, lío que junto con las fuertes presiones del país vecino visualizadas en el Tratado de Bucareli disminuyeron el alcance nacionalista del proyecto vasconcelista, pues aunque no se abandonó el proyecto original, éste se moderó.[1] Es Vasconcelos quien le inyectó nueva vida al campo educativo con su idea nacionalista, humanista, el pensamiento grecolatino, cristiano junto con las raíces indígenas y españolas las cuales formarían la Raza Cósmica, dándole vida al lema “Por mi raza hablará el espíritu”, el cual dejaba claro que las soluciones a los problemas no se encontraban fuera de nuestro país.
“El vasconcelismo logró adoptar una escuela en concordancia con la Revolución Mexicana. Se iniciaba la reconstrucción de México con una educación revolucionaria que unía el pensar con el hacer”[2]    
Para 1934-1945 la política cardenista hace presencia y en el campo educativo se visualiza como la educación socialista cuyo objetivo primordial fue la de formar hombres libres de prejuicios y fanatismos religiosos.
Entre los objetivos que se pretendieron los cuales no fueron asumidos a profundidad estaban:
1.- Integrar a la mujer a la vida nacional dándole derechos políticos y económicos.
2.- Extirpar enfermedades y vicios de la sociedad. Diferentes campañas de salud se implementaron así como la prohibición del alcohol, juegos de azar y fanatismos.
3.- Alfabetización del pueblo
4.- Combatir de manera indirecta a través de orientaciones sociales y fundamentos de laicismo el aspecto religioso.
Estando conformado el aspecto pedagógico dentro del aula en base a tres puntos, el trabajo, la naturaleza y la sociedad.
La educación socialista se convirtió en un experimento el cual partió de una combinación de ideología socialista en un país capitalista,  poniéndose a prueba el enlace entre el pueblo y el gobierno y con ello la facilitación de la implementación de proyectos oficiales.
Cárdenas al aceptar la versión socialista del articulo 3º le imprimió su sello populista utilizándola como control político de las masas, especialmente de las campesinas y obreras, pasando todas las acciones por un filtro gubernamental sin mucho margen de acción, creándose con ello el sistema de corporativismo clientelar, uno de los mayores obstáculos para que la educación en México avance.(Peraza,2009)
Para 1945 Ávila Camacho consolida el proyecto de la educación tecnológica, se agrupa la CNC al magisterio rural y se crea el Sindicato de Trabajadores de la Educación (SNTE) el cual agrupó a la totalidad del personal que laboraba en el sistema educativo nacional. Con esta unidad la educación y la instrucción fortalecerían la economía al preparar a individuos para el trabajo eficiente y productivo. La educación lejos ya de ser socialista permitió instituciones educativas privadas y con tendencia religiosas, incrementándose con eso la matrícula así como las instalaciones en todos los niveles educativos.
Jaime Torres Bodet promueve la escuela de la unidad nacional y desarrolla una política de modernización educativa, en la cual diseña el primer plan nacional de educación llamado Plan de Once Años, favoreciendo la ampliación de turnos y formación de docentes así como la calidad de enseñanza y elaboración del libro de texto gratuito en la primaria, extendiéndose dicho plan hasta el sexenio del presidente Díaz Ordaz, el cual estaba conformado por el Comité Administrativo del Programa Federal de Construcción de Escuelas (CAPFCE) y por el Instituto Federal de Capacitación de Magisterio en los cuales se incluyeron los Centros regionales de Enseñanza Normal (CREN) (Vázquez, 1979. Meneses, 1988:465). El sello que le imprimió Torres Bodet a la educación promovió la modificación del artículo 3º Los fines de la escuelas primaria fue la de el niño físico, moral e intelectual, el mejoramiento de la comunidad y la no perdida de la herencia cultural. El “método de la globalización de enseñanza” ayudó a que los programas de 1961 se construyeran “por una selección de centros de interés cuyas divisiones no son materias o asignaturas sino grupos de interés vitales ligados entre sí” (Meneses, 1988:478)
La Ley Federal de Educación Superior del Instituto Nacional de Adultos (INEA) y el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT) se crean bajo el gobierno de Luis Echeverría. Posteriormente con José López Portillo se implanta el Plan Nacional de Educación el cual no se concretó realizándose los Programas y Metas del sector Educativo 1979 y 1982, favoreciéndose la descentralización y la planeación, sentándose con ello la concepción de los Planes y Programas Nacionales en Educación.
En el sexenio 1982-1988 se estableció el Programa Nacional de Educación, Cultura, Recreación y Deporte cuyo objetivo fue la de llevar a cabo una revolución educativa, elevar la calidad a partir de la capacitación de docentes, fomentar más servicios a comunidades rurales y grupos desfavorecidos, pero principalmente vincular la educación con el desarrollo para impulsar así un proceso participativo.
La propuesta de Carlos Salinas de Gortari en materia educativa estuvo encaminada a las nuevas tendencias económicas como la sociedad del conocimiento, la competitividad basada en los avances científicos y tecnológicos y el uso de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación, para llevar a cabo este fin se realizaron reformas al artículo 3º  creándose la Ley General de Educación, se firmó el Acuerdo Nacional para la Modernización de la Educación Básica y Normal. Es asignado el 5.7% del Producto Interno Bruto (PIB) a la educación e inicia el Programa de Apoyo al rezago Escolar (PARE) para atender la pobreza, otro de los mayores obstáculos de la educación.
Ernesto Zedillo continuó con lo ya pactado fomentando la participación del Centro Nacional de Evaluación (CENEVAL) y los Comités Interinstitucionales de Evaluación de la Educación Superior (CIEES). Es a través de este sexenio  que se apoya de igual manera a la educación básica y superior por medio del Fondo para la Modernización de la Educación Superior (FOMES) y la implementación del Programa para el Mejoramiento del Profesorado (PROMEP).
Al iniciarse el siglo XXI y salir del protagonismo después de 71 años el Partido Revolucionario Institucional la política educativa de Vicente Fox se visualizó en el Programa Nacional de Educación en el que se acentuó la atención al bachillerato y la formación técnica.
El neoliberalismo trajo consigo a México la creencia de que la “modernidad social” era sinónimo de conformismo social. “Es decir, la conformación de un nuevo orden, caracterizado por el abandono del estatismo intervencionista y el paso a una forma de organización social cuya cohesión y reproducibilidad estaría asegurada por el automatismo de los mercados en su libre juego de oferta y demanda”  Como prueba de lo mencionado estan los cambios efectuados con un carácter pragmático forzados al cambio principalmente “para satisfacer la relación entre mercados y la regulación pública, consistente con la formación de un patrón de acumulación en el país orientado al mercado mundial” bajo condiciones que dictan los organismos internacionales. (Garrido, 1991:15-23)
Bajo esta perspectiva el TLC no sólo cambió el marco legal de la educación, sino del conocimiento en las instituciones educativas mexicanas. La modernidad y la negociación marcaron el paso de lo que por formación se entendería, ya no estando dentro de los nuevos intereses la formación de cuadros intelectuales sino nada más de consumidores de conocimientos. (Aboites: 1997) “La propuesta es reducir la escolarización al dominio de conocimientos elementales y de orden instrumental útiles para la vida cotidiana (OCDE,1998:14-27) en el proyecto de división internacional del trabajo, los países maquiladores no requieren de alta capacitación”(Garrido, 1991:15-23)
Muchos son los programas que lleva a cabo México dentro del ámbito educativo, entre ellos se encuentran: El Programa de escuela de Tiempo Completo, el Programa Sectorial, Las Acciones de la SEP en Derechos Humanos, Evaluación Externa de Programas Federales, Programa Binacional de Educación Migrante y México en PISA 2006. Programa para la Evaluación Internacional de los Estudiantes, los cuales no han dado el resultado deseado, debido a varios problemas internos como externos.
Uno de los hallazgos que ha encontrado la Organisation for Economic Cooperation and Developpment (OCDE) que representa un gran obstáculo es que la educación presenta en la actualidad muchos tintes propios de la educación que se ejercía en el siglo XIX, barrera que impide la integración de las generaciones actuales ya no responden a los cambios ni al dinamismo de las sociedades actuales. (OCDE,1998:14-27)
Si a eso se le suma que en México y América Latina, es evidente la funcionalidad del sistema educativo para la operación de las políticas de globalización de los grandes capitales transnacionales, el avance se complica.
La educación adquiere un perfil tecnócrata con un aura democratizante en la cual los servicios educativos sólo giran en función de la industria, convirtiéndose la institución educativa en incubadora de ramas técnicas o ingenierías que le son útiles para crecer.
Debido a que no existen estrategias universalmente recomendables, es necesario considerar las condiciones internas del país y de la sociedad para aplicar las soluciones correctas a los problemas de financiamiento. 
A pesar de los avances en materia educativa que el país ha impulsado se puede observar con la presentación de esta breve reseña educativa, que los atrasos propios del país así como las exclusiones o limitantes que imponen los Organismos Internacionales hacen que a México todavía le falte camino por recorrer, mucho, si se tiene en cuenta una educación universal para los mexicanos.


Referencia bibliográfica
  • Aboites, Hugo. Vientos del Norte. TLC y privatización de la Educación Superior. (1997). Ed. Plaza y Valdez, Universidad Autónoma Metropolitana. Unidad  Xochimilco. ppp.
  • Castillo, Adriana (2008) Políticas Educativas en México. Una breve semblanza de los antecedentes históricos del proyecto sectorial de educación 2007-2012
  • Celso N. Garrido. "¿Reforma económica neoliberal en México? Nuevo pragmatismo en las relaciones entre mercado e intervención pública", En: SIERRA, María Teresa. (Coordinadora) Cambio estructural y modernización educativa. Universidad  Pedagógica Nacional. Universidad Autónoma Metropolitana-Azcapoatzalco. Consejo Mexicano de Ciencias Sociales.  A. C. México. 1991
·         Lerner, Victoria. La educación socialista. Historia de la Revolución Mexicana.1978. El Colegio de México.
·         Meneses Morales, Ernesto. Tendencias Educativas Oficiales en México. Centro de Estudios Educativos. 1988
·         Armando Peraza Guzmán, Democracia y Derecho, caminos para la calidad educativa en México, México, 2009, Tesis presentada en la Universidad del Mayab para obtener el grado de Doctor en Derecho.
·         Vázquez, Josefina A. Nacionalismo y Educación en México. El Colegio de México. 1979.
·         O.C.D.E, "Definición de Calidad Educativa y Ausencia de Consenso al Respecto". Memorias. 3er Encuentro Regional de Investigación Educativa. Pachuca, Hgo., 23 de noviembre de 1998.
·         Popkewitz, T. (Ed.) (2000). Educational knowledge: Changing relationships between the state, civil society, and the educational community Albany, N.Y.: State University of New York Press
·         http://www.sep.gob.mx/es/sep1/Programas_Estrategicos (En linea), Consultado: 19/10/10.






[1] SEP, http://www.sep.gob.mx/es/sep1/Programas_Estrategicos, (en línea), Consultado: 19/10/10
[2] Ibídem.

martes, 19 de octubre de 2010

Certificación, Trabajo por equipo.

LA CERTIFICACIÓN: RECONOCIMIENTO PÚBLICO, FORMAL Y TEMPORAL DE LA COMPETENCIA.
La certificación profesional debe ser el principal motivo para la superación profesional que eleve nuestro nivel intelectual y especializado, proceso que deberá realizarse a través de evaluaciones y el establecimiento de programas y eventos de educación continúa impartidos por las asociaciones y colegios de profesionistas.
El sistema de evaluación y certificación de competencias laborales en México se inició a finales de 1993 a través de un proyecto sobre educación tecnológica y modernización de la capacitación que desarrollaron de manera conjunta la Secretaría de Educación Pública y la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, creándose dos años después el Consejo de Normalización y Certificación de la Competencia Laboral (CONOCER) que es la base para la operación del Proyecto de Modernización de la Educación Técnica y la Capacitación (PMETy C)  Proyecto que arrancó con un fondo de 30 millones de dólares aportados por el Banco Mundial el cual pretende actuar sobre el sistema educativo y el laboral con planes y programas de estudio basados en normas de competencia laboral e instituciones terminales como el Colegio Nacional de Educación Profesional y Técnica, los Centros de Capacitación de Trabajo Industrial y los Centros de Estudios Tecnológicos Industriales.
 Inicialmente, el CONOCER realizó la promoción del sistema de certificación dando apoyo económico a los organismos certificadores, por lo que se apreció un rápido crecimiento de los indicadores hasta el año 2000, sin embargo, posteriormente disminuyó en la creación del número de centros de evaluación y en el número de normas creadas. Sin embargo, la emisión de certificados siguió creciendo hasta el 2002 presentando una ligera disminución en el 2003
Una de las posibles hipótesis de esta baja se debe a que en el año 2003, el Banco Mundial le retiró el apoyo a CONOCER porque los resultados de la gestión no correspondieron a la propuesta presentada, eso sumado a un reporte de incumplimientos condujo a la  paralización del sistema por un tiempo, iniciándose con ello una etapa de redefinición de estructura jurídica. De acuerdo con el último comunicado será la Secretaría de Educación Pública la responsable del PMETyC y concentrará la administración de la educación, capacitación y normalización para lo cual contará con un crédito del Banco Interamericano de Desarrollo. A este crédito se podrá acceder en los próximos seis años, siempre y cuando se cumplan las condiciones señaladas en el Programa Multifase de Formación de Recursos Humanos Basada en Competencias.
El término “certificación profesional”, como lo contempla el código fiscal de la federación a partir de 2004, para los contadores públicos, no lo regula o define ninguna ley de México, para las otras profesiones, mucho menos nuestra carta magna, así como tampoco, la ley general de profesiones ni en la ley de la administración pública federal. Se trata de un nuevo concepto que deviene del “tratado de libre comercio de América del norte” (TLC)
En México la certificación no es obligatoria, pero se empiezan a desarrollar mecanismos para transformar la certificación de competencias; algunas empresas se están organizando por competencias y seleccionando personal calificado.
 La certificación es un proceso que se realiza mediante un organismo externo el cual reconoce y “certifica” que una persona es competente para realizar una función determinada. Viéndolo desde otra perspectiva, podría decirse que la certificación es la última etapa de todo el trabajo por competencias: “la base sobre la cual se expide el certificado es una norma de competencia laboral, la cual esta cimentada a partir de las competencias necesarias para desempeñarse evidentemente en un trabajo específico”
Irigoin & Vargas dicen que: “La certificación de la competencias es el reconocimiento público, formal y temporal de la capacidad laboral demostrada por un trabajador, efectuado con base en la evaluación de sus competencias en relación con una norma y sin estar necesariamente sujeto a la culminación de un proceso educativo” de ahí a que evaluación y certificación vayan de la mano.
Otra definición importante para poder entender mejor qué es la certificación es la citada por CINTERFOR (Centro Interamericano para el Desarrollo del Conocimiento en la Formación Profesional) la cual dice que: “La certificación profesional es un proceso de reconocimiento formal de las competencias de una persona.(…) Es la constatación de su cualificación, necesaria para el ejercicio profesional en un determinado campo de actividad. (…) Es el proceso negociado por las representaciones de los sectores sociales y regulado por el Estado, por el cual se identifica, evalúa y valida formalmente los conocimientos, saberes, competencias, habilidades y aptitudes profesionales desarrolladas en programas educacionales o en la experiencia de trabajo, con el objetivo de promover el acceso, permanencia y progresión en el mundo del trabajo y el proseguimiento y conclusión de estudios”
Para Chile representa el desarrollo de un marco nacional de competencias laborales, en el que se incluye el desarrollo de experiencias piloto de levantamiento de estándares por sectores productivos.
Para Costa Rica es un reconocimiento oficial de las cualificaciones profesionales que posee una persona, independientemente de la forma que fueron adquiridas, ya sea mediante la participación de acciones sistemáticas de formación profesional, o como resultado del ejercicio de una profesión sin una capacitación previa.
Para Colombia representa un proceso a través del cual un organismo investido de autoridad reconoce formalmente la competencia de una persona para desempeñar una función productiva con la calidad especificada en una norma de competencia laboral colombiana.
Para México es un proceso por medio del cual un organismo de tercera parte, reconoce y certifica que un individuo ha demostrado ser competente para una función laboral determinada, independientemente de la forma en que ésta haya sido adquirida y con base en una norma reconocida a nivel nacional.
Parte de su tarea es alentar  a los organismos certificadores que son los colegios y asociaciones de profesionistas de cada país participante, para elaborar normas y criterios mutuamente aceptables, para el otorgamiento de licencias y certificados.
La certificación está involucrada con:

Educación:


Acreditación de escuelas o de programas académicos.


Exámenes:


Exámenes de calificación para la obtención de licencias.
                    

Experiencia:

Duración de tres a cinco años y naturaleza de la experiencia requerida para obtener la licencia.


Conducta y ética:


Cada colegio o entidad de profesionistas deberá estructurar su código de ética profesional.

Desarrollo profesional y renovación de la certificación:

Educación continua y requisitos para conservar el certificado profesional.

Ámbito de acción:

Extensión y límite de las actividades autorizadas.

Conocimiento local:
Requisitos sobre el conocimiento de aspectos tales como las leyes y reglamentos, el idioma, la geografía o el clima locales.



Irigoin y Vargas, describen el proceso de evaluación y certificación en el siguiente gráfico:

La Dirección General de Profesiones con fecha 7 de febrero de 2005, instaló en su correo electrónico a manera de INVITACIÓN (SIC), a las Asociaciones y Colegios de Profesionistas que aspiren a obtener el reconocimiento de Idoneidad como Auxiliares en la Vigilancia del ejercicio Profesional en la Modalidad de Certificación Profesional. A continuación se resumen tales disposiciones y sus efectos.
Creación de un CONSEJO CONSULTIVO DE CERTIFICACIÓN PROFESIONAL (CCCP).
 Integración del Consejo Consultivo con representantes de:
·         18 Entidades Federativas (en materia de profesiones) con rotación temporal para abarcar 32 Estados, excepto el D. F.
·         2 4 Secretarías de Estado:
1) Economía.
2) Salud.
3) Trabajo y Previsión Social.
4) Educación Pública.
·         34 organizaciones gremiales:
1) Confederación Patronal de la República Mexicana (COPARMEX).
2) Confederación de Cámaras Industriales (CONCAMIN).
3) Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio (CONCANACO).
4) Consejo para la Acreditación de la Educación Superior (COPAES).

La evaluación es el penúltimo paso de todo el proceso de competencia  y la certificación el último, son conceptos diferentes aunque dependientes. La certificación se centra en cuestiones de políticas internacionales y precisa de validez, legitimidad y transparencia y la evaluación engloba al conjunto de evidencias las cuales ayudan a verificar el cumplimiento de las especificaciones establecidas, en otras palabras, permiten medir la distancia que le falta recorrer a un individuo para cumplir una norma.
 Dentro del listado de objetivos que tiene la certificación se encuentra el de acreditar los certificados otorgados a las personas que han calificado como personas competentes en una determinada actividad o trabajo, así como también el de verificar los niveles de conocimientos, habilidades y destrezas que la persona posee para el desempeño de esa actividad.
La validez, legitimidad, transparencia, la motivación para el desarrollo de competencias, la sostenibilidad e institucionalidad, son unas de las características sobre las que descansa la certificación.
 La certificación es individualizada y voluntaria, está centrada en los resultados del desempeño laboral, el certificado tiene una vigencia limitada y validez universal, involucra a instituciones especializadas reconocidas y es la encargada de emitir el juicio evaluativo de la persona, es decir, la certificación es la que nos dice si el individuo es competente o todavía no logra alcanzar la competencia sin olvidar que es de libre acceso.
Dentro de sus grandes desafíos se encuentran la articulación de los esfuerzos públicos y privados, la promoción y efectiva participación de las empresas y los trabajadores, el perfeccionamiento de mecanismos y la creación de una estructura nacional de cualificaciones.
La certificación es importante para todos, independientemente del modelo económico que se adopte, porque es un mecanismo de control y validación de las competencias adquiridas en cualquier profesión, y garantiza a los clientes y usuarios de la autenticidad y la capacidad profesional. La certificación adquiere mayor importancia a medida que los diplomas tradicionales y académicos se vuelven obsoletos y son rápidamente superados por las transformaciones tecnológicas. La certificación garantiza la actualización del profesional, y por ello, es importante tanto para el mercado de trabajo como para los consumidores, los países, la sociedad.
Ejemplo de un esquema indicador de los pasos a seguir para obtener la certificación
Bibliografía:
  • Álvarez Medina Lourdes, De la O Pérez Claudia, Evaluación y Certificación de competencias laborales en México. El caso de las dependencias del gobierno federal, http://www.ejournal.unam.mx/rca/216/RCA21602.pdf, En línea, Consultado: 12/10/10

  • Irigoin, M. y Vargas, F. (2002). Certificación de competencias: Del concepto a los
            sistemas. Montevideo: CINTERFOR-OPS.

·         Nava Jiménez Reynaldo, La certificación profesional en México, génesis, desarrollo y prospectiva, IV Congreso Nacional de Valuación Inmobiliaria, Cuernavaca Morelos, 2006, PDF

  • Vossio Brígido, Certificación y normalización de competencias. Orígenes, conceptos y prácticas,




martes, 12 de octubre de 2010

Tarea TICs

“LAS TICS HERRAMIENTAS INDISPENSABLES PARA EL DESARROLLO DE LA HUMANIDAD”
Ivonne Bouillé Araluce
Se le llama TIC, TICs o NTIC al conjunto en los cuales se agrupan los elementos y las técnicas utilizadas en el tratamiento y la transmisión de las informaciones, principalmente de informática, internet y telecomunicaciones.
Kofi Annan, Secretario General de las Naciones Unidas, añade que: “las TICs pueden mejorar la vida de todas las personas así como dotar de medios necesarios para propagar los conocimientos y facilitar la comprensión mutua.[1]
Nunca como ahora las TICs  se han vuelto inseparables de nuestra vida cotidiana; revisar el correo electrónico, la gran oferta que se observa en videojuegos, sacar fotos con el celular, checar el estado de cuenta de los bancos, son un claro ejemplo de que cada día son más las actividades que podemos hacer desde una computadora, experimentándose en base a ello un crecimiento de comunidades virtuales, blogs y videoconferencias de personas compartiendo información en distintas partes del planeta, convirtiéndose las TICs en una puerta para las sociedades en las cuales conceptos como WiFi, convergencia e interactividad forman parte del vocabulario corriente
Ricardo Lagos Escobar, Ex Ministro de Educación y Ex Presidente de la República de Chile, dice refiriéndose a las TIC y Latinoamérica que: “Chile está clasificado en primer lugar desde el punto de vista de las tecnologías de la información (…) Hoy en día hay más de 80 trámites en línea que se pueden hacer por internet, se hizo un esfuerzo. ¿Puede usted abrir un comercio en Chile desde internet?, la respuesta hoy en día es sí, desde su casa puede hacer todos los trámites”[2] , estando integradas dentro de este gran paso el campo educativo.
En 1992 el gobierno chileno puso en marcha el programa ENLACES que desde entonces ha incorporado las tecnologías de la información y comunicación en el ámbito educativo. El mencionado programa nació como un esfuerzo colectivo para poder tener en el ámbito educacional las nuevas tecnologías principalmente las digitales. Lo primero que pusieron en marcha es el de dotar a los alumnos de computadoras y luego a partir de eso planear o enfocarse en la manera de interactuar estudiantes de una comunidad estudiantil con otra, cumpliéndose así uno de los principales objetivos el de “enlazar escuelas”
Gracias a este tipo de programas la escuela genera equidad al reducir la brecha digital permitiendo que los estudiantes desarrollen nuevas competencias sin importar su origen social  o sus posibilidades de acceso a tecnología en el hogar. En Chile casi 10,000 establecimientos son parte de ENLACES y más de 100,000 profesores han sido capacitados para integrar pedagógicamente estas tecnologías y con ello iniciar un proceso de transformación de las formas de enseñar y aprender.[3]
En México - país con menor índice de acceso a internet que Chile- las zonas urbanas utilizan más el medio electrónico que las rurales, las cuales en porcentaje reflejan un 18%. Por otro lado sólo el 40% de las escuelas primarias cuentan con computadoras de las cuales no todas tienen acceso a Internet, a diferencia de las escuelas secundarias cuyas cifras son mayores en cuestión de maquinaria pero tan iguales en acceso a la red virtual.
Para poder llegar a los niveles necesarios que se necesita para poder estar dentro del campo competitivo y no ser un país analfabeta, -tecnológicamente hablando- Jorge Santibañez, titular de Planeación y Evaluación de Política Educativa de la SEP, dice que hay que llevar a cabo cuatro estrategias:
1.- Equipamiento
2.- Contenidos
3.- Capacitación
4.- Conectividad

Indicando también que la meta para el 2012 es no dejar a ninguna escuela sin la posesión de equipos y aulas de medios con apoyo del profesor y Enciclomedia[4]
 Con esto nos damos cuenta que México sí tiene claro lo que quiere. Para el país no es ajeno que para poder participar en la sociedad del conocimiento es necesario el uso didáctico de las tecnologías de la información y la comunicación las cuales promoverán la investigación, el desarrollo científico y tecnológico.
“Podemos decir, que existe un clamor general en el mundo académico y empresarial, en el sentido de que se requiere de una decidida política pública en el rubro de  penetración de las TIC en el país para tener una oportunidad real de desarrollo”[5]
El problema que se observa es, ¿cómo lograr lo ya sabido? ¿Qué pasos se necesitan dar en México para superar los rezagos que presenta el país en cuestión de formación educativa, implementación de infraestructura y demás problemática que se observa en el campo educativo, partiendo de que  las reformas educativas en la República Mexicana no se dieron de la misma forma que en los demás países de América Latina debido a la fuerte oposición que ha ofrecido el sindicato de maestros eso aunado a los grandes índices de pobreza que se registran en el territorio?
Dentro del listado de posibles soluciones se encuentra la de crear pequeñas agrupaciones que se relacionen mediante redes propiciándose así la relación entre escuelas así como sirviendo de vínculo a otros miembros de la red y organizaciones vigilantes, además de permitir el acceso a otros vínculos acordes con la formación y crecimiento de las pequeñas comunidades virtuales o micro-agrupaciones, haciendo con ello más “público lo que es público”, dejando destapados los problemas y logros de la institución escolar y de igual manera potenciando la educación hacia afuera quitándole el monopolio formativo con el cual se ha cobijado.[6]
Otro paso importante contemplado es el de desempolvar a los maestros en servicio de su formación tradicional e introducirlos en el mundo de la informática, ya que sólo un profesor que conoce la red interactiva entenderá y trasmitirá mejor el conocimiento a las nuevas generaciones que nacieron con estos avances, ¿cómo?, a través de “estímulos acordes a niveles progresivos de certificación, además de fijar tiempos límite para integrarse al uso de estos medios”[7]
Por otra parte, no hay que dejar a un lado que uno de los grandes problemas que enfrenta la implementación de TICs en países subdesarrollados o en vías de desarrollo como México es la falta de recursos económicos, motivo por el cual a muchas personas mexicanas no les interese saber cómo funciona una computadora; problemática que coloca al país a ocupar un lugar muy crítico en líneas telefónicas, telefonía celular y acceso a internet.
Estos ínfimos lugares han dado pauta para que el Director General del Consejo Coordinador Empresarial, Luis Miguel Pando proponga al Poder Ejecutivo Federal un sistema nacional de innovación, en el que se incluya  la promoción de las TIC en empresas nacionales ya que sólo a través del impulso de proyectos eficientes y participativos en este ámbito para abatir la pobreza  -proyectos que contengan esquemas de empoderamiento gradual de la población menos favorecida- se avanzará, siendo un ejemplo de ellos el proyecto de “Jóvenes emprendedores” el cual se respalda en tres de los puntos propuestos para políticas públicas por Ernesto Piedras, Director de la empresa The Competitive Intelligence Unit, para la nueva ley de medios que se discute actualmente en el Congreso, los cuales son:
a)      Políticas públicas directas y fondo de cobertura social que ayuden a que  algunos segmentos y grupos de la sociedad que no han logrado dichos beneficios por la vía del mercado, se les  garantice el acceso universal a estas nuevas tecnologías, así como sus beneficios fomentando la equidad en México
b)      Revisión recurrente de paquete de servicios básicos, que redefinan qué son los servicios básicos de acceso universal con el fin de incluir el Internet de banda ancha y los servicios móviles, democratizando con esas acciones el acceso a la información y enfatizándolo como un motor de desarrollo individual
c)      Medios públicos y radios comunitarias que permitan visualizar las TICs como elementos vitales de las comunicaciones, por sus contenidos educativos y culturales. Siendo el principal proveedor de los recursos necesarios para su operación equilibrada el Estado, cuyo papel además es el de financiar y asegurar “las políticas públicas que intervienen en la innovación de los medios públicos, de las industrias culturales no comerciales y de las auténticas estaciones comunitarias que, en su conjunto, generan y divulgan bienes y servicios culturales, informativos y educativos, que son socialmente imprescindibles”[8].             
México se está tardando en implementar “una política pública específica en la materia que contemple el enorme universo de la utilización de las TIC, que distribuya tareas, que fije rumbo, que señale metas y que plantee una visión de lo que debe ser en el futuro un país digitalizado, insertado en la globalización”[9], las evaluaciones PISA nos lo recuerdan al mismo tiempo que nos invitan a ponernos en acción, a no dejar fuera el uso de las TICs con las cuales el constructivismo empleado se puede convertir en “un entorno de negociación del alumno con el maestro, lo que significaría no solamente potenciar y mejorar el aprendizaje y mejorar la calidad educativa, sino la adquisición de competencias democráticas y laborales propias del liderazgo, habilidad con un gran potencial de demanda en nuestra sociedad”[10]
Bibliografía:
·         Peraza Guzmán Armando, Democracia y Derecho, caminos para la calidad educativa en México, México, 2009, Tesis presentada en la Universidad del Mayab para obtener el grado de Doctor en Derecho.
·         Discurso inaugural de la primera fase de la Cumbre Mundial sobre la Sociedad de la Información, Ginebra 2003, PDF. http://www.cites.org/esp/com/pc/13/S-Minutes%20PC13%20-%20Annex%201.pdf Consultado: 10/10/10






[1] Discurso inaugural de la primera fase de la Cumbre Mundial sobre la Sociedad de la Información, Ginebra 2003
[3] Ibídem.
[4] Enciclomedia.- es un sistema de enseñanza-aprendizaje que está conformado elementalmente por una base de datos didácticamente diseñada y planeada a partir de los libros de texto gratuitos de quinto y sexto grados de primaria. A través de una computadora, un pizarrón electrónico y un proyector, los maestros y alumnos tienen acceso en el salón de clases a los siguientes materiales: los libros de texto gratuitos, un sitio del maestro con el avance programático, ficheros, desarrollo profesional, papelería y demás.
[5]Armando Peraza Guzmán, Democracia y Derecho, caminos para la calidad educativa en México, México, 2009, Tesis presentada en la Universidad del Mayab para obtener el grado de Doctor en Derecho, P.217
[6]Ibídem., p.211
[7] Ibídem., p.223
[8] Ibídem., p.218
[9]Ibídem.,  p.221


[10]Ibídem.,  p.225